Cómo preparar a tu perro para la llegada del bebé

Nueve consejos para que el primer encuentro entre ambos sea maravilloso

Fotos | iStock

Son muchos los estudios que hablan de los grandes beneficios que tiene para los niños criarse con perros. Es bueno para su salud, ya que el contacto con animales minimiza el riesgo de padecer asma, les aporta beneficios emocionales, y les ofrece la posibilidad de vivir grandes momentos junto a ellos.

Pero cuando tenemos perro antes que bebé, es lógico que surjan dudas sobre cómo será la relación entre ambos llegado el momento, o si nuestra mascota aceptará de buen grado a nuestro hijo. Si este es vuestro caso, tomad nota de estos consejos que os ayudarán a preparar a vuestro perro para la llegada del bebé.

Empieza a prepararle durante el embarazo

La llegada de un recién nacido cambia por completo los hábitos y rutinas de una familia, y también tu perro deberá adaptarse a la nueva situación. Los expertos insisten en la importancia de que esta adaptación sea gradual y se produzca durante el embarazo, para que el animal no asocie un cambio brusco en su vida a la llegada del nuevo miembro de la familia.

Comportamiento del perro

Si tu perro es obediente, tranquilo y tiene un buen comportamiento tanto en casa como en sus paseos, no será necesario trabajar con él de manera específica antes de la llegada del bebé.

Pero si por el contrario, tienes un perro al que le cuesta obedecer, es nervioso o muestra algún problema de conducta, lo más recomendable es consultar cuanto antes con un educador canino, quien te dará las pautas adecuadas para corregir esos comportamientos.

Fotos | iStock

Por otro lado, analiza si tu perro tiene ciertos comportamientos que deseas evitar cuando llegue el bebé. Este punto es muy personal y dependerá de cada familia, pero si por ejemplo, tienes un perro que duerme en tu misma habitación o incluso en tu misma cama y quieres evitarlo cuando nazca tu bebé, no esperes a que se produzca el acontecimiento para cambiar la situación.

¿Efusividad en sus saludos?

Hay perros que se comportan de manera muy efusiva cuando saludan a la gente, y en particular a sus dueños. Si tu perro es de los que salta nervioso, corre de un lado a otro y se pone a dos patas para saludarte, piensa en lo que ocurrirá cuando el volumen de tu tripa, a causa del embarazo, empiece a aumentar, cuando le presentes a tu bebé recién nacido, o cuando dentro de un tiempo tu hijo comience a dar sus primeros pasos.

Quizá a priori este comportamiento nos resulte gracioso o no le demos importancia, pero a la larga puede acabar siendo peligroso, especialmente si se trata de un perro de gran tamaño, ya que podría lastimar sin quererlo a nuestro hijo.

Adapta sus horarios y rutinas

Aunque es muy difícil prever cómo van a cambiar los horarios con la llegada del bebé, seguro que puedes hacerte una idea de las cosas que ahora haces con tu perro y que es probable que tengas que dejar de hacer durante un tiempo tras el nacimiento de tu hijo. ¡Pero recuerda que estos cambios deben ser siempre graduales!

En cualquier caso, si tu perro es especialmente activo o necesita ejercicio físico, los expertos aconsejan no reducir los tiempos de sus paseos, y si nadie de la familia o cercano pudiera ocuparse de mantener el mismo ritmo de paseos cuando nazca el bebé, una buena opción sería la de contratar a un paseador de perros, al menos durante las primeras semanas en las que tú y tu pareja estaréis especialmente volcados con el cuidado del bebé. De este modo, el animal no sufrirá las consecuencias de una falta de actividad.

Acostumbra a tu perro a tener su propio espacio

Si tu perro no dispone de una camita propia, es buen momento para encontrar un espacio en casa donde ubicar una colchoneta o una manta sobre la que pueda descansar, relajarse y alejarse del exceso de ruido cuando lo desee. Este espacio deberá ser respetado en todo momento por el bebé, cuando comience a gatear.

«¿Qué es un bebé?»

A medida que vayas comprando ropita, juguetes y otros accesorios para el bebé es bueno dejar a tu perro que se vaya familiarizando con todas estas novedades, así como con los nuevos sonidos y olores que pronto invadirán tu casa.

Nuevos olores

Permite a tu perro que entre a la habitación del bebé y olfatee sus cositas. Igualmente, puedes empezar a usar los geles, cremas o perfumes destinados al cuidado diario de tu peque, para que a tu perro le resulte familiar su olor llegado el momento.

Nuevos estímulos visuales

Piensa también en la cantidad de juguetes, mordedores, sonajeros y pelotas que dentro de unos meses invadirán tu hogar. Y piensa en lo apetecible que puede resultarle a tu perro, especialmente si es juguetón y disfruta mordisqueando juguetes de goma.

Fotos | iStock

Así pues, comienza a acostumbrar a tu mascota a la presencia de juguetes del bebé y no permitas que los coja. Si esto ocurre, debes sustituirlo de inmediato por uno de sus juguetes de manera que acabe asociando aquellos que le corresponden y los que no.

Nuevos sonidos

Los expertos aconsejan poner al perro grabaciones de llantos de bebés, así como gritos infantiles y balbuceos. Y es que puede que tu perro ya haya estado en contacto previamente con niños (a través de familiares o hijos de amigos), pero si no es el caso, todos estos sonidos le resultarán extraños cuando llegue el momento, así que ¡ve acostumbrándole!

El momento de la presentación

¡Tu bebé ha nacido y llega por fin el ansiado momento de presentárselo a tu perro! Si ha existido una preparación previa, siguiendo los consejos que acabamos de comentar, ya tendrás mucho ganado.

Fotos | iStock

Presentarle ropita usada

Antes de presentarle físicamente a tu hijo, muestra a tu perro una prenda suya usada y deja que la olfatee y se familiarice con el olor del nuevo miembro de la familia.

Cuando llegues a casa con tu bebé

Cuando llegues a casa del hospital acaricia en primer lugar a tu perro (que además, estará deseando verte) y después lleva a cabo la presentación en un ambiente relajado y tranquilo, así que si tu perro está nervioso o tiene ganas de juego es preferible que pospongas el momento.

El primer contacto con el bebé no debe ser directo, forzado ni obligado. No pongas al bebé en el suelo y haz la presentación siempre en compañía de otro adulto que pueda controlar al perro. Deja que el animal olfatee a tu bebé durante unos segundos, mientras le acaricias y hablas con suavidad y calma.

Si el perro se muestra confiado y tranquilo ante la presencia de tu bebé, ve alargando paulatinamente el tiempo de sus encuentros, pero recuerda que los expertos aconsejan que perro y bebé nunca deben quedarse sin vigilancia en la misma estancia.

Si, por el contrario, percibieras algún comportamiento o reacción anómala en tu mascota que denote timidez, agresividad, nerviosismo o miedo, pide consejo profesional de inmediato.

La convivencia

Fotos | iStock

A medida que los días vayan pasando, y tu perro se vaya habituando a la presencia del bebé en casa, todo comenzará a fluir de manera sencilla y relajada. Pero los recién nacidos cambian muy rápido, y la serenidad de los primeros días y los lentos movimientos de las primeras semanas, pronto darán paso a sonoros balbuceos, gritos de emoción y primeros gateos.

Tu perro se deberá ir adaptando a cada nueva y maravillosa etapa que inicie tu bebé, y seguro que le acompaña con gusto en todo momento. Pero también es importante enseñar al niño a respetar al animal, a no molestarle cuando esté descansando o comiendo, y a no tirarle del pelo, las orejas o el rabo. Porque incluso el perro más noble y tolerante tiene sus límites.

Cuando tu bebé vaya creciendo, podrás comenzar a hacerle partícipe de los cuidados de vuestra mascota y muy pronto entenderá la importancia de respetarle, quererle y cuidarle como a un miembro más de la familia.

Fuente: bebesymas.com

Publicado en Consejos para padres | Etiquetado , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Vitamina D en el confinamiento: ¿es necesario suplementar a los niños si no les da el sol?

ph: bebesymas.com

Desde que llegó el nuevo coronavirus a nuestro país se han ido tomando diferentes medidas; sin duda el confinamiento es una de la que más nos está repercutiendo. La mayoría de los niños no salen nada a la calle desde hace semanas y con frecuencia me preguntan muchos padres si estos niños a los que no les da el sol necesitan suplementos de vitamina D.

¿Por qué es importante la Vitamina D?

La vitamina D es una vitamina fundamental para la correcta formación de los huesos. Los niños que no reciben suficiente vitamina D no pueden absorber el calcio y el fósforo de los alimentos y pueden sufrir raquitismo, una enfermedad es la que los huesos no se forman correctamente, son blandos y débiles y podrían romperse.

Además, la vitamina D está implicada en muchas otros funciones, entre ellas en el movimiento de los músculos y el correcto funcionamiento de los nervios y el sistema inmune. Los niños con déficit de Vitamina D pueden tener calambres, debilidad muscular, retraso en el crecimiento y en la dentición y deformidades de los huesos (piernas arqueadas, ensanchamiento de muñecas y rodillas, engrosamiento de la unión de las costillas con el esternón o frente prominente son algunas de las más típicas).

¿De dónde se obtiene la vitamina D?

ph: bebesymas.com

La inmensa mayoría (80-90%) de la Vitamina D la fabricamos en nuestro organismo a través de la radiación solar (en concreto de la radiación ultravioleta tipo B), que permite que transformemos determinados componentes de la piel en vitamina D.

Una pequeña parte de vitamina D (10% aproximadamente) la obtenemos a través de la dieta (lácteos, yema de huevo, pescados azules)

¿Qué podemos hacer para que nuestros hijos tengan suficiente Vitamina D durante el confinamiento?

Como hemos comentado, la vitamina D se obtiene de dos fuentes: la radiación solar y la dieta; así que deberemos potenciar ambas.

  • El sol (la radiación UVB) es la fuente principal de vitamina D, ya que permite que fabriquemos vitamina D a partir de sustancias de nuestra piel. Aunque los expertos no se ponen de acuerdo, parece que 10-15 minutos de exposición al sol en pequeñas superficies del cuerpo (cara, cuello, parte de los brazos) podrían ser suficientes para sintetizar la cantidad de vitamina D necesaria. Así que podemos aprovechar los momentos soleados (preferiblemente por las mañanas o a mediodía), abrir las ventanas (importante, pues los cristales pueden bloquear los rayos UVB) y dejar que nuestros niños tomen el sol unos minutos. Las nubes y la contaminación pueden disminuir la cantidad de radiación que nos llega.
  • En cuanto a la dieta, los alimentos más ricos en vitamina D son el pescado azul, la leche, la yema de huevo y algunos hongos; todos ellos alimentos saludables que pueden tomar nuestros hijos varias veces a la semana (e incluso a diario, como en el caso de los lácteos). En el caso de los pescados, es saludable tomarlos 3-4 veces por semana (entre azul y blanco); hay algunos pescados azules, sin embargo, que es preferible evitar en los niños por su alta cantidad en metilmercurio: pez espada (o emperador), tiburón (cazón, marrajo, pintarroja, tintorera), atún rojo y lucio. Recientemente se cambiaron las recomendaciones: hasta los 10 años (así como en el embarazo) hay que evitar consumirlos, y entre los 10 y los 14 años recomiendan no sobrepasar los 120 gramos al mes de estos pescados. Pero podemos ofrecerles salmón, bonito, sardinas, salmonetes o boquerones; tampoco hay problema con el atún en lata. La forma de cocinarlos puede modificar su contenido en Vitamina D; mientras que ésta permanece intacta si los cocemos, puede disminuir a la mitad si los freímos.

    Resumiendo, ¿es necesario suplementar vitamina D durante el confinamiento?

    ph: bebesymas.com

    Por el momento las sociedades científicas no han hecho ninguna notificación al respecto. Por ahora, parece prudente que los pediatras recomendemos exponer a los niños al sol unos minutos al día y potenciar los alimentos ricos en vitamina D.

    Además la vitamina D es liposoluble, lo que quiere decir que se acumula en el tejido adiposo del cuerpo (la grasa). La producción de esta vitamina es muy variable a lo largo del año. En general, en invierno tenemos muy poca exposición solar y la producción de vitamina D es prácticamente nula; esto lo compensamos durante el resto de estaciones del año. Así que de momento, no parece necesario suplementar a todos los niños.

    Hay ciertas personas que sí deben recibir suplemento (igual que lo hacían antes del confinamiento):

    • todos los menores de un año que tomen lactancia materna. La leche materna tiene un contenido muy bajo de vitamina D y depende de las reservas maternas, la alimentación y la exposición solar de la madre.
    • los menores de un año que tomen menos de 1 litro de leche de fórmula al día (que son la inmensa mayoría)

      Estos lactantes deberán tomar 400UI al día; suele pautarlas el pediatra a partir de los 15 días y existen diferentes preparados en el mercado.

      Fuente: bebesymas.com

Publicado en Información médica infantil | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Verduras en la alimentación infantil: coliflor y brócoli

Hoy nos detenemos en nuestro repaso por las hortalizas en la alimentación infantil en la coliflor y el brócoli o brécol, dos verduras que por sus características son aptas para la dieta del bebé a partir de los seis meses.

Tanto la coliflor como el brócoli son de la familia de las Brassicáceas, y por sus propiedades nutricionales beneficiosas, así como por su facilidad de digestión son verduras que pueden formar parte de la alimentación complementaria.

Eso sí, siempre que estas verduras no le produzcan gases que pueden molestar al bebé, pues si notamos que éste tiene flatulencias se podría retrasar su introducción unos meses más. En este sentido, el brócoli es más suave que la coliflor.

Vamos a conocer cuáles son las propiedades nutricionales de estas dos hortalizas, así como su modo de preparación para la alimentación infantil complementaria.

ph: unsplash

La coliflor es una planta del Grupo Botrytis de las Brassica oleracea en la familia de las Brassicaceae. Otras especies de esta familia son el brócoli, el repollo, el colinabo y las coles de Bruselas.

Como hemos comentado, la coliflor puede producir gases, por lo que en ocasiones conviene retrasar esta verdura en la alimentación del bebé y esperar a que el sistema digestivo esté un poco más maduro si observamos que el bebé se incomoda.

Pero si no le produce gases, la coliflor es un vegetal muy beneficioso para los bebés que están comenzando su alimentación complementaria con sólidos, por su facilidad de digestión cuando se hierve y sus propiedades nutritivas.

No hemos de confundir a coliflor con la col (no tiene la parte central o “flor” blanca, sino que son todo hojas), de la que hablaremos en las verduras a partir de los 12 meses, ya que la col acumula nitratos que pueden ser perjudiciales para el bebé. Pero la coliflor, como el brócoli, son verduras con muy bajo contenido en nitratos.

El principal componente de la coliflor es el agua y es un alimento de escaso aporte calórico ya que presenta un bajo contenido de hidratos de carbono, proteínas y grasas.

Se la considera una buena fuente de fibra dietética, Vitamina B6, ácido fólico, Vitamina B5, así como pequeñas cantidades de otras Vitaminas del grupo B (como la B1, B2 y B3), vitamina C y minerales (sobre todo potasio, calcio y fósforo). No contiene colesterol y tiene propiedades diuréticas.

ph: bebesymas.com

El brécol, bróculi o brócoli (Brassica oleracea italica), del latín brachium (brazo) es una planta de la familia de las Brasicáceas. Es muy parecido a su pariente cercano, la coliflor, pero es de color verde.

Tiene un alto contenido de vitamina C, vitamina B2, vitamina A, vitamina E y fibra alimentaria soluble. Además suministra cantidades significativas de minerales.

El valor nutricional del brócoli por 100 gramos de producto comestible es el siguiente: proteínas (5’55 gramos), calorías (32 Kc.), lípidos (0’3 g.), glúcidos (4’86 g.), Vitamina A (3500 UI), Vitamina B1 (100 mg.), Vitamina B2 (210 mg.), Vitamina C (118 mg.), Calcio (130 mg.), Fósforo (76 mg.), Hierro (1’3 mg.).

Como la coliflor, puede producir flatulencia, por lo que si observamos que incomoda al bebé se puede retrasar su introducción en las papillas más tarde de los seis meses.

El brócoli presenta una ventaja “práctica” respecto a la coliflor a la hora de cocinarlo, ya que su menor contenido de azufre hace que no desprenda ese olor característico tan fuerte de la coliflor.

ph: unsplash

Al igual que las verduras y hortalizas que ya hemos repasado como la papa, batata, porotos, arvejas, calabaza y calabacín, el brócoli y la coliflor se pueden introducir como alimentación complementaria a partir de los seis meses del bebé.

Tal y como lo comentamos cuando hablamos de la cebolla y el puerro, habremos de ver cómo reacciona el bebé tanto al brócoli como a la coliflor, pues al igual que los otros dos, provocan gases. Si notamos que al bebé no le incomodan ni las rechaza, podemos continuar dándoselos y eventualmente combinarlos con otras verduras.

Tanto el brócoli como la coliflor pueden ofrecerse al bebé hervidos o cocidos al vapor, pero sin cocerlos demasiado si vamos a darlos en floretes o ramitos, pues podrían deshacerse con apenas tocarlos. Los floretes deben estar lo suficientemente suaves para que pueda morderlos pero ligeramente firmes para que pueda tomar cada ramito con sus manitas.

Si vamos a ofrecerlos en forma de papillas o puré, tampoco habremos de cocerlos excesivamente, pues si lo hacemos se pierden vitaminas y minerales. La mejor forma de conservar sus nutrientes es cocinándolos al vapor. Para las papillas eliminaremos las partes más gruesas y duras del tronco y herviremos exclusivamente las parte de la “flor” y sus ramas pequeñas.

No hay que añadir sal al puré hasta el año de edad, ni otros condimentos, pero sí se podrá añadir una cucharadita de aceite de oliva crudo a la papilla cuando la vaya a tomar el bebé. No es conveniente recalentar el puré de una vez para otra. Lo que no se vaya a consumir es mejor apartarlo antes y guardarlo en la nevera o congelarlo si no va a ser consumido en las próximas 24 horas.

Fuente: bebesymas.com

Publicado en Alimentación | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Ejercicios físicos para hacer en familia, jugar y divertirse

Los niños (y los grandes) necesitan descargar energías: sumá actividades en las que todos puedan mover el cuerpo.

ph: pexels

Por qué te lo recomendamos: Porque mantenernos en movimiento nos ayuda a mantenernos saludables y colabora a despejar la cabeza de grandes y chicos.

Perder los hábitos cotidianos que nos mantenían en movimiento hizo que, en general, quedarnos en casa se asocie a la idea de tirarse en la cama, ver películas, o dormir. Pero realizar actividad física es fundamental para evitar el deterioro de nuestra salud y mantenernos saludables.

“En tiempos de cuarentena​ es importante que todos realicemos actividad física, no solo para ocupar el tiempo, sino evitar volvernos más sedentarios”, comenta Rocío Oviedo, licenciada en educación física y deportes que trabaja con niños y adolescentes y también da cases en la Fundación Trascender, que trabaja la integración de personas con discapacidades intelectuales. Debido a la situación de aislamiento, como muchos profesores, adaptó sus entrenamientos personalizados a través de clases por videollamada y actividades en Instagram.

“Ir, volver, pasar a buscar a los chicos y comprar en el supermercado implicaba un desgaste (aunque sea caminar cuatro o cinco cuadras), tanto para el adulto como para el niño, y no poder hacerlo provoca que se despierten por la noche, no descansen lo suficiente, o tengan los horarios cambiados porque, si bien intentamos mantener la rutina del horario escolar, ellos no desgastan energía, y no tienen qué hacer para conciliar el sueño”.

ph: pexels

La profesora de educación física asegura que se trata de generar hábitos de actividad física que pueden ser acompañados por los adultos. Sugiere que toda la familia participe de la rutina de mantenerse en movimiento y entretenerse durante la cuarentena para poder mantener el hábito: “La idea es hacerlo siempre a través de lo lúdico y el juego. Que aprendan jugando y generarles estímulo”.

Como profesora de adolescentes, Rocío es testigo de la necesidad de incentivar a los chicos a hacer ejercicio: “En educación física del secundario nos encontramos con chicos que no saben saltar con los dos pies ni con uno, y no es suficiente la estimulación que les puede generar una hora de educación física en la primaria, sino que también son necesarios los trabajos que se generan desde casa. Los niños pueden hacer actividad física participando de algún deporte o yendo a algún club, o mismo realizando juegos de movimiento desde su casa o yendo a un parque”.

Actividad física desde casa

Realizar actividad física desde temprana edad, reforzarla y seguir interactuando cuando somos más grandes es muy saludable. Rocío explica que siempre debemos tratar de superar nuevos obstáculos y desafíos porque, con la práctica, el cuerpo genera acostumbramiento hasta que incorpora el ejercicio, entonces se vuelve necesario generarle una dificultad más para poder superarla otra vez. Algunos beneficios:

  • Desarrollo del sistema locomotor.
  • Ayuda al sistema cardiorespiratorio.
  • Estimula y controla el sistema neuromuscular.
  • Colabora en el desarrollo social y el interactuar con un otro.
  • Bienestar psicológico.
  • Genera estimulación y da autoconfianza.

En cuanto a las edades a las que las actividades están orientadas, la licenciada remarca la importancia de que sean acordes y respeten el desarrollo cognitivo y la etapa en la que se encuentran los niños.

ph: pexels

Desplazarse como animales

Edad sugerida: A partir de los dos años.

Objetivo: En los diferentes desplazamientos se trabajan habilidades motoras básicas: los saltos, la cuadrupedia, los cambios de ritmo (ir más lento, más rápido), frenar, parar, etc.

Qué necesitamos: Música e imaginación.

¿Cómo se mueve el gato, el elefante, o la rana? La actividad consiste en imitar el andar de los diferentes animales y sus características variando los ritmos de andar, los movimientos y alternando partes del cuerpo. Podemos acompañar la actividad con música para generar más estímulo.

ph: pexels

Exploración y manipulación de elementos

Edad sugerida: Pueden explorar los objetos desde que son bebés, a partir de los dos años puede aumentar la complejidad del ejercicio y mejorar la coordinación.

Objetivos: Tener conciencia de nuestro cuerpo, el espacio y las distancias, el elemento, y la otra persona. Se desarrolla el trabajo óculo-manual, y trabajamos la mano dominante y la no dominante.

Qué necesitamos: Una pelota. Si en casa no tenemos, podemos realizarla con papeles de diarios, o hasta transformarla en cometa al pegarle una cinta de colores.

Podemos hacerlo con varios integrantes de la familia. La idea es lanzar la pelota y hacerla rodar. A partir de los cuatro años también pueden intentar agarrarla. Podemos comenzar con las dos manos e ir incluyendo dificultades como lanzarla, pero esta vez intentar agarrarla con una. También podemos jugar con los pases de percepción de pelotas: pasar la pelota muy alta, más baja, y jugar con las distancias.

Si contamos con una pelota que pique, podemos desplazarnos y hacerla rebotar, siempre respetando el espacio que tenemos en casa.

ph: pexels

Cinta de gimnasia artística

Edad sugerida: De dos a tres años, para evitar que se aburran.

Objetivos: Trabajar el reconocimiento del cuerpo y jugar con diferentes ritmos.

Qué necesitamos: Un palito de helado pintado de algún color y una cinta de raso ancha para pegar en el extremo.

La idea es ir moviendo la cinta a medida que nos movemos. Podemos imaginar que dibujamos en el aire una paloma, una mariposa, un corazón, etc. Y hacerlo a distintas alturas: abajo en el piso, hacer un círculo arriba de la cabeza, al frente, atrás, etc. haciendo uso del espacio. Podemos agregar música y trabajar ritmos que son un poco más lentos, o canciones mucho más rápidas, que nos hagan correr.

Canciones recomendadas: La de La Pantera Rosa (hace que los niños se muevan de modo sigiloso), El monstruo de la laguna (tiene diferentes ritmos y juega con las partes del cuerpo), la canción Estatua de Xuxa (para frenar y mantener el equilibrio), etc.

Otra idea para que participe toda la familia es armar coreografías. En You Tube hay muchos videos de zumba que podemos seguir. Nos mantendrá en movimiento, concentrados para seguir los pasos, y lo más importante, nos divertiremos mucho.

Fuente: Clarín

Publicado en Crianza del niño | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Por qué debemos educar con inteligencia emocional

«Las emociones son aliadas y no hay que obligar al niño a reprimirlas»

ph: unsplash

Entender el comportamiento del niño y saber acompañarle de forma positiva en sus emociones son, probablemente, dos de los aspectos que más preocupan a los padres. Y es que cada vez son más las familias (y también los maestros y educadores) conscientes de la importancia de educar con inteligencia emocional, pues ello repercutirá de forma positiva en la vida del niño y en sus relaciones con los demás.

De todo esto hemos hablado con Sonia Martínez Lomas, psicóloga especialista en inteligencia emocional, educadora y fundadora de los centros ‘Crece Bien’. Sonia acaba de publicar el libro ‘Descubriendo emociones’, una guía práctica que ayuda a los padres a enfrentarse de manera positiva y respetuosa a los principales contextos en los que se desenvuelven nuestros hijos.

Últimamente, el concepto «gestión emocional» parece estar de moda. ¿A qué se debe?

Es cierto que en los últimos años parece haber surgido un boom respecto al tema de las emociones y la gestión de las mismas. Los padres estamos especialmente preocupados en ayudar a nuestros hijos a gestionar de forma sana sus emociones, y a que sepan relacionarse con los demás de manera positiva.

En mi opinión, creo que esta creciente preocupación se debe, principalmente, a dos aspectos:

  • Por un lado, la moda de las empresas de ofrecer charlas y cursos a sus trabajadores sobre inteligencia emocional y trabajo en equipo. En las entrevistas de trabajo son temas que siempre salen a relucir, así como la capacidad de resiliencia y de trabajar bajo presión.

Esto hace que los padres se den cuenta de que estas habilidades son básicas para encontrar un trabajo el día de mañana, de ahí que busquen asesoramiento y apoyo para poder ofrecérselo a sus hijos desde la infancia.

  • Por otro lado, hay muchos adultos a quienes sus propias emociones les desbordan, y al darse cuenta de sus carencias tratan de impedir que a sus hijos pueda ocurrirles lo mismo. ¡Y es que convertirte en padre/madre te hace reflexionar, mirar dentro de ti y procurar siempre lo mejor para tus hijos!

ph: bebesymas.com

A los padres no nos gusta ver sufrir a nuestros hijos. Deseamos que siempre estén felices y tranquilos, y nos angustia que lloren o puedan sentirse mal, pues vemos en el enfado o la tristeza emociones negativas que hay que evitar a toda costa.

Pero las emociones no son positivas o negativas; si acaso, agradables o desagradables. Todas ellas son necesarias porque tienen una función y nos enseñan a vivir. Las emociones son nuestras aliadasPor ello, si nuestro hijo está enfadado, asustado o triste no podemos ignorarle u obligarle a reprimir esas emociones con frases como «los niños tienen que ser valientes y no tener miedo», «no llores, que no es para tanto», «cuando te enfadas te pones muy feo»,…»Los niños necesitan estar tristes, llorar, enfadarse… Si reprimimos o ignoramos todas esas emociones que está experimentando nuestro hijo, le estaremos dando el mensaje de que son emociones «malas» que tienen que desechar, y con ello no aprenderá jamás a gestionarlas, impactando de forma negativa en su infancia y su edad adulta, y por consiguiente en sus relaciones sociales.Mi hijo tiene celos o ha sufrido una rabieta, ¿cómo lo gestiono?

De todas las emociones que nuestros hijos pueden llegar a experimentar, los celos (en forma de peleas entre hermanos o competitividad, por poner algún ejemplo) y la ira (en forma de rabietas o explosiones incontrolables) son, quizá, las que más preocupan a los padres. No en vano, es normal sentirse en ocasiones desbordado por los acontecimientos y no saber qué hacer para que nuestro hijo se calme.

Sonia nos recuerda que estas emociones son necesarias, y que los padres no debemos cambiar la emoción en sí, sino el comportamiento que provoca. A continuación, la psicóloga nos explica paso por paso cómo afrontar este tipo de situaciones.

1) Tranquilizarnos todos

Lo primero que debemos hacer ante este tipo de situaciones es no reaccionar con nuestro cerebro más primitivo (gritando, enfadándonos, castigando…), sino tranquilizarnos todos, tanto el niño como el adulto.

Una buena forma de hacerlo es tomando distancia en ‘el rincón de la calma’, un espacio que tiene como misión que padres e hijos se relajen con aquello que les satisface. Por ejemplo, puede ser escuchando música, cocinando, leyendo un cuento, haciendo respiraciones…

Hay quien puede creer que hacer esto después de que el niño haya pegado a su hermano o nos haya levantado la voz es premiar su conducta, para nada más lejos de la realidad. Es una forma de enseñarle al niño a que no se debe actuar o tomar decisiones «en caliente», pues en esos casos no está actuando el cerebro racional.

2) Acompañamiento y amor

ph: unsplash

El acompañamiento y contacto físico (en forma de un abrazo sincero, sostener sus manos…) también suele ayudar mucho a los niños en momentos de máxima tensión. No obstante, hay peques que prefieren que nadie les toque cuando están enfadados, y también hay que respetarlo.En este sentido, un ejercicio que siempre recomiendo hacer a las familias es que hablen con naturalidad de lo que les gusta o no les gusta que otros hagan por ellos cuando se enfadan o están tristes. Porque puede que haya quien prefiera ese abrazo, pero quizá otro prefiera que ni siquiera le hablen. Conocer de antemano lo que nuestros hijos o nuestra pareja quiere en esos momentos, nos ayudará mucho a todos.

3) Buscar soluciones

Una vez estemos calmados, debemos buscar la solución a lo que haya ocurrido. No se trata de buscar culpables o señalar los errores que haya cometido el niño, sino ver en estos una oportunidad de aprendizaje y mejora para el futuro.»Para encontrar la solución nada mejor que preguntar directamente al niño. Seguro que pensamos que es más fácil dárselo todo hecho y decirle lo que tiene que hacer para reparar ese error. Pero no estaremos preparándole para la vida»Es importante también empatizar con el niño y demostrarle con palabras que entendemos su emoción. Por ejemplo: «comprendo que te hayas enfadado tanto cuando tu amigo te ha quitado el juguete». Sin embargo, también debemos hacerle entender que ese enfado no justifica la agresión a su amigo, y es ahí cuando niño debe tomar conciencia de la situación y buscar la forma de solucionar ese error.Para ello, los padres podemos preguntarle cosas como «¿qué crees que le haría sentir bien a tu amigo después de lo que ha pasado?», «¿cómo crees que se podría solucionar lo ocurrido?»… y si no se le ocurre nada, podemos hacerle sugerencias en forma de preguntas (por ejemplo, «¿qué te parecería si…?»), para que él mismo sea quien elija el camino a seguir.

4) Anticiparnos a las situaciones

ph: unsplash

Y por último, siempre recomiendo anticiparnos a las situaciones. En general, los padres sabemos qué cosas molestan a nuestros hijos y les hacen enfadar, y es bueno que antes de que suceda se lo anticipemos, para que ellos mismos encuentren la forma de poner remedio a la situación antes de que ocurra. Por ejemplo, si sabemos que nuestro hijo se enfada mucho cuando toca marcharse del parque y regresar a casa, podemos decirle algo así como: «se que te enfada cuando toca volver a casa, pero sabes que si vamos al parque tocará regresar después. ¿Se te ocurre que podemos hacer para que llegado ese momento no te molestes?».Un recurso que funciona muy bien es incorporar el juego en esos momentos delicados. Volviendo al ejemplo anterior, podríamos inventar con nuestro hijo el juego de volver a casa saltando baldosas, cantando, contando chistes…¿A partir de qué edad podemos poner en práctica estos consejos?

ph: bebesymas.com

No existe una edad mínima para empezar a hablar con nuestros hijos de las emociones. Igual que siendo bebés les decimos quien es papá o mamá, o les expliquemos que eso que vuela es un pajarito, debemos hablarles también de las emociones, poniendo nombre a lo que están sintiendo en cada momentoLógicamente, habrá cosas que les digamos o hagamos que no entiendan, pero poco a poco irán interiorizando. Es un trabajo constante que debemos hacer con ellos desde la cuna, incluido el fomento de su autonomía.

«Y es que hemos de tener en cuenta que fomentar la autonomía de nuestro hijo no sirve exclusivamente para que aprenda a vestirse o cepillarse los dientes solito. Va mucho más allá: estamos fortaleciendo su autoestima y dándole espacio para crecer seguro, independiente y confiado».

El hecho de animar a nuestro hijo desde pequeño a hacerse responsable de su higiene, darle su parcela de autonomía y permitirle tomar ciertas decisiones repercutirá de forma positiva en su estado anímico y en sus relaciones con los demás, pues se convertirá en un niño capaz de solucionar conflictos y enfrentarse a los problemas sin la continua aprobación del adulto.

Fuente: bebesymas.com

Publicado en Crianza del niño | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

10 películas infantiles para ver por streaming

Algunas pagos, otras gratuitos, una guía para saber qué películas mirar con las más pequeños.

ph: unsplash

Las plataformas de streaming fueron las grandes ganadoras durante la pandemia del coronavirus. Mientras la audiencia y las suscripciones aumentan, las empresas están engordando su catálogo de ofertas. A continuación un listado de 10 películas infantiles, para todo los gustos: acción, comedia y amor. Algunas se encuentran disponibles en servicios pagos y otras son gratis.

Babar el rey de los elefantes

Esta película relata la historia de Babar, un personaje clásico de la infancia, que apareció por primera vez en 1931 en un libro escrito por Jean de Brunhof. El filme muestra cómo fue la feliz infancia de este animal, que ya tiene 89 años de existencia. Está disponible en Pluto TV, una plataforma con contenido on demand y en vivo totalmente gratuita.

Bob Esponja: un héroe fuera del agua

ph: Netflix

La película fue estrenada originalmente en 2015 y ya se encuentra en Netflix. La historia animada comienza con malvados intentos de Plankton de conseguir la receta secreta de las Cangreburguers. Bob Esponja, Patricio y Don Cangrejo frustrarán sus planes. Después de algunas desgracia que sufren los habitantes de Fondo de Bikini, los personajes principales terminarán saliendo a la superficie, y convirtiéndose en superhéroes en una tierra dominada por humanos.

Pie pequeño

En esta película la historia es al revés. Un yeti llamado Migo asegura que los seres humanos no son una leyenda y que existen realmente. Migo está dispuesto a embarcarse en una aventura muy peligrosa para demostrar al resto de yetis que no está loco y lo que dice es cierto. Se puede ver en Directv Go.

Zootopia

ph: web.ultracine.com

Se trata de una excelente película de Disney disponible en Cablevisión Flow. El guión se traslada a un universo dominado completamente por animales. Donde los depredadores aprendieron a convivir con sus víctimas en una sociedad desarrollada, con grandes ciudades, empresas y escuelas. Judy Hopps es una coneja policía que sueña con atrapar a mafiosos, y crueles ladrones. El filme, que cuenta con la voz de Shakira, además de entretener, deja importantes mensajes, que caracterizan a la empresa de Mickey Mouse.

Franklin y el caballero verde

En Woodland todos están cansados del invierno y tienen miedo que la primavera nunca llegue. Franklin, un tortugo, está especialmente emocionado con la llegada de la nueva estación, ya que nacerá su hermanito. Pero también está celoso y, para llamar la atención de sus padres, decide llevar la primavera al pueblo. Franklin se transforma en el Caballero Verde y con su amigo Caracol, pasa por emocionantes aventuras. La película está disponible en Pluto TV.

Rodencia y el diente de la princesa

ph: lahiguera.net

Cuenta la historia de aventuras y amor del pequeño ratón Edam, un torpe aprendiz de magía, y de la bella y segura ratoncita Brie, quienes deberán enfrentar los más variados peligros para obtener el poder que otorga el diente de una princesa humana y así derrotar al ejército de feroces ratas comandado por el malvado Rotex, quien invade Rodencia, un pacífico reino de ratones, para dominarlos y quedarse con su tesoro. Se encuentra en Cine.ar play, una plataforma gratuita.

Los hermanos Willoughby

Se trata de una producción original de Netflix estrenada este año. Cuenta la historia de una familia bastante singular. Los padres son egoístas y los niños prefieren ser huérfanos, porque creen que así les irá mejor en la vida. No todo va a ser tan sencillo como ellos piensan. Los chicos se introducirán en aventuras sumamente divertidas.

La gran aventura Lego 2

ph: gamelixir.com

Los habitantes de Ladriburgo enfrentan una nueva amenaza: unos invasores del espacio exterior que destrozan todo lo que se interpone en su camino. Emmet, Lucy, Batman y sus amigos tendrán que combatir a los alienígenas y salvar Ladriburgo. La película está disponible en Directv Go.

Soledad y Larguirucho

La bruja Cachavacha se muere de envidia por la voz de Soledad Pastorutti, querida por todos los niños. Cachavacha hará lo imposible para impedir que la artista siga cantando. Pero La Sole no está sola en esta batalla, ya que cuenta con el apoyo de su amigo Larguirucho. El filme está disponible en Cine.ar play.

Vacas Vaqueras

Cablevisión Flow presenta una amplía opción sobre películas de Disney. En esta ocasión, Alameda Slim planea apoderarse de una granja, pero tres decididas vacas, un caballo karateka llamado Buck y un alegre corral lleno de criaturas unen sus fuerzas para salvar la granja en una aventura loca y frenética.

Fuente: Clarín

Publicado en Entretenimiento infantil | Etiquetado , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Nutrición infantil: darles libertad de que elijan sus porciones

Es posible que desarrollen hábitos nutricionales saludables en la adultez si pueden elegir libremente.

ph: unsplash

En el imaginario colectivo, la hora de comer representa un momento de encuentro familiar, de compartir costumbres y de reponer energías cuchillo y tenedor en mano. Pero en la realidad, también es una de las contiendas cotidianas por excelencia en muchísimos hogares donde los niños forman parte, y el llamado a la mesa y a consumir lo que se les ofrece en el plato resulta una lucha «bocado a bocado» para que terminen su porción.

Nutricional y pedagógicamente hablando, ¿es tan importante que acaben todo lo que les servimos? En efecto, y muy por el contrario de la respuesta instantánea que la mayoría de los padres podrían ofrecer, dejar que los chicos elijan las cantidades de comida puede evitar que padezcan obesidad en la edad adulta. El dato no es especulativo ni surge de ninguna corriente de crianza libre, sino que es el resultado de un estudio realizado por la Asociación Americana del Corazón y publicado en el Journal of the American Heart Association.

Aunque muchos niños nacen con una habilidad innata para dejar de comer cuando están llenos, también están influenciados durante la comida por los deseos y las demandas de los adultos. Así, si los niños se sienten presionados a ingerir alimentos en respuesta a los deseos del cuidador, puede ser más difícil para ellos saber cuándo están llenos.

«Los padres y cuidadores deberían considerar la creación de un entorno de alimentación positivo centrado en hábitos saludables, en lugar de centrarse en reglas rígidas sobre qué y cómo debe comer un niño», explicaron los investigadores. A su vez, destacaron la necesidad de que los adultos establezcan un espacio en el que prevalezca una correcta nutrición, proporcionando un horario constante para las comidas, dejando a los niños elegir qué alimentos comer dentro de una selección de opciones saludables y prestando atención a las señales de saciedad.

ph: unsplash

En todos los casos se debe evitar presionarlos para que sigan comiendo cuando ya no quieren. En tanto, la declaración sugiere que los padres y cuidadores deben ser modelos positivos a seguir creando un ambiente que demuestre y respalde las elecciones de alimentos saludables, en lugar de centrarse en controlar las elecciones de los chicos o resaltar el peso corporal.

Permitir que los niños elijan qué y especialmente cuánto comer los alienta a desarrollarse y, finalmente, tomar posesión de sus decisiones sobre la comida. Incluso puede ayudarlos a desarrollar patrones de alimentación vinculados a un peso saludable para toda la vida.

Algunos padres y niñeras pueden tener dificultades para permitir que los pequeños tomen sus propias decisiones alimentarias, especialmente si se muestran reacios a probar nuevos alimentos o se vuelven quisquillosos. Estos comportamientos son comunes y se consideran normales en la primera infancia, de 1 a 5 años, ya que es cuando aprenden sobre los sabores y texturas de los alimentos sólidos. Imponer reglas rígidas y autoritarias sobre comer y usar tácticas como recompensas o castigos puede parecer un modelo exitoso a corto plazo. Sin embargo, la investigación no apoya este enfoque y señala que más bien puede tener consecuencias negativas a largo plazo.

«Una rutina alimentaria autoritaria no permite que un niño desarrolle habilidades positivas para tomar decisiones y puede reducir su sentido de control, proceso importante en el desarrollo de los niños. Además, el enfoque autoritario se ha relacionado con que los chicos tienen más probabilidades de comer cuando no tienen hambre y consumir alimentos menos saludables y probablemente más altos en calorías, algo que aumenta el riesgo de sobrepeso y obesidad», detallaron los especialistas.

ph: unsplash

La investigación también sugiere que algunas estrategias pueden aumentar la variedad dietética de los pequeños durante la primera infancia cuando son «caprichosos» con los alimentos. Por caso, señalan que ofrecerles repetidamente una amplia variedad de alimentos saludables aumenta la probabilidad de que los acepten, al igual que cuando ven a los mayores comer con entusiasmo un alimento. «El comportamiento alimenticio de los niños está influenciado por muchas personas en sus vidas por lo que, idealmente, queremos que toda la familia demuestre hábitos de consumo saludables», refieren los autores del estudio.

Es importante tener en cuenta que no todas las estrategias funcionan para todos los niños, y que los padres y cuidadores no deben sentir un estrés o culpa indebida por ciertos comportamientos alimentarios de los menores. «Está muy claro que cada niño es un individuo y difiere en su tendencia a tomar decisiones saludables sobre los alimentos a medida que crece. Por eso es importante centrarse en crear un ambiente que fomente las habilidades de toma de decisiones y proporcione exposición a una variedad de alimentos nutritivos durante la infancia; y no poner atención indebida en las decisiones individuales del niño», concluyen.

Fuente: Clarín

Publicado en Alimentación | Etiquetado , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

El pequeño Bheem en Netflix

La animación india se encuentra en el puesto número dos de lo más visto entre los infantiles de Netflix. Tendrá un nuevo especial.

Los personajes de Marvel, Disney y Hollywood gozan de una popularidad que a veces inicia antes de que se estrene la película o serie. Pero es dificil que eso pase con un espectáculo proveniente de la India. Sin embargo, El pequeño Bheem es el primer programa de animación indio para Netflix en convertirse en un hit mundial.

La serie de dibujitos para niños logró romper una barrera geográfica convirtiéndose en el segundo programa infantil más visto de la plataforma. Después de hacer su debut en abril de este año y lanzar dos temporadas de 21 episodios de seis minutos cada uno, el gigante del streaming no dudó en hacer un especial: El pequeño Bheem: Diwali.

«Estamos muy emocionados de traer Pequeño Bheem a las pantallas, porque es un personaje que es amado por los niños de todo el mundo, lo que muestra el crecimiento en la aceptación de las historias hindúes y las series animadas», dijo Aram Yacoubian, director de contenido para niños y familias en el servicio de transmisión de los Estados Unidos.

En estos nuevos capítulos, que están disponible desde este viernes 18 de octubre, el creador Rajiv Chilaka decidió sumergirse en uno de los eventos más importantes de la cultura hindú, el festival Diwali.

«El Pequeño Bheem», la segunda serie infantil más vista de Netflix.

Es el comienzo del Año nuevo y una de las noches más significativas y alegres del año. Con ropas, pinturas y comidas típicas, se invita a los niños a conocer otra cultura.

En cada capítulo se muestra cómo el Pequeño Bheem ayuda a decorar su casa, cocinar y poner luces para celebrar este gran evento. Acompañado por sus amigos el elefante, el mono y la cabra, Bheem hará varias travesuras. Mientras la celebración está en pleno apogeo, el niño alegrará y aportará un toque de picardía a la fiesta.

La serie es no verbal, ya que los directores vieron un potencial más amplio en este formato. La idea fue lograr conseguir un programa universal, sin dejar de ser auténtico en la configuración y caracterización del show. Con la calidad en la animación y la expresión en los personajes, la ausencia del lenguaje pasa desapercibida.

«Lo que estábamos buscando era crear algo para niños que nunca se había visto antes. La mayoría de los programas animados estaban disponibles en canales específicos o en línea, pero no había programas dedicados en servicios premium como Netflix. Creemos que Pequeño Bheem fue el personaje perfecto para ayudarnos a entrar en ese espacio», dijo Yacoubian.

Aunque arraigado en la cultura india, su narración trascendió los límites e hizo que el protagonista sea popular en el grupo de edad de 2 a 6 años.

Fue en 2016, justo después del desembarco del gigante del streaming en ese país, cuando el director de contenido para niños y familias conoció a Rajiv Chilaka de Green Gold Animation, creador de la serie. Desde entonces comenzaron las negociaciones.

El Pequeño Bheem ​​es un spin-off preescolar basado en una de las franquicias de niños más icónicas de la India, Chota Bheem. Próximamente se lanzará una tercera temporada, que ya fue confirmada, junto a dos especiales más.

Fuente: Clarín

 

 

 

Publicado en Entretenimiento infantil | Etiquetado , , , , , , , , | Deja un comentario

El experimento casero que enseña a tus hijos la importancia de lavarse las manos

Un plato lleno de virus y un poco de jabón es todo lo que se necesita para explicar a los niños la importancia de lavarse las manos. Este comportamiento es esencial para combatir la propagación del coronavirus.

Los expertos llevan semanas recomendando que todos, incluso los más pequeños, se tapen la boca al toser o estornudar con ropa o con el codo; se mantenga la distancia social, de un metro o más, y que se laven las manos de forma recurrente, llegando a situar el tiempo de este acto hasta en un minuto.

Pero muchas veces es muy dificil para los padres y las madres que los niños entiendan la importancia real de esta conducta. Un vídeo de una profesora de Infantil en inglés, mostrando cómo se disuelve la suciedad cuando tienes jabón en un dedo, ha dado la vuelta al mundo y se ha reproducido en varios idiomas, entre ellos el español.

El experimento es sencillo. Se necesita un plato con restos de virus y jabón, se usa pimienta para que sea más claro. Y se comienza la explicación:

“¿Mario, ves cuántos virus hay en este plato? ¿Mete el dedo, por favor?”, le dice un padre a su pequeño. El niño lo introduce y los virus se quedan pegados, permanecen inmóviles. “Ahora, sácalo y échate agua. ¿Qué pasa?”, le pregunta el progenitor. “Qué algún virus queda”, responde el niño con atención.

“Ahora, por favor, ponte jabón en el dedo y mételo en el plato de virus, otra vez”, añade el padre. Tras introducir su dedo con jabón, “las motas de virus se esparcen por el plato alejándose de la zona en la que el pequeño ha introducido su dedo. “¡Ala!”, dice con asombro el menor. A lo que el padre responde contundente: “Esa es la importancia de lavarse las manos”.

El vídeo difundido en Twitter lleva más de 470.000 reproducciones, en su versión española. Aunque parece que la gran difusión se ha producido por WhatsApp. Un experimento didáctico e ilustrativo y, sobre todo visual, para que los niños aprendan lo esencial que es lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón o con soluciones alcohólicas y que corrobora lo que llevan diciendo los expertos semanas.

Estos mantienen que el coronavirus se deposita en los objetos y permanece activo en ellos durante varias horas o días. Al tocarlos, nos lo llevamos en nuestras manos y nos contagiamos o lo podemos transmitir a otras personas, entre ellas, nuestros bebés o niños. Por esta razón, es primordial el lavado de manos frecuente y concienzudo.

El experimento casero que enseña a tus hijos la importancia de lavarse las manos

Además de hacer este experimento con nuestros hijos en casa, podemos también contar hasta 20 con los más pequeños, cantar para que parezca un juego o incluso montar uno como el ejemplo que algunos colegios han difundido. Denominado El juego del coronavirus consiste en que padres y madres hagan un dibujo en la mano a sus peques y que, según se la laven durante el día, este vaya desapareciendo. Si por la noche, no queda ni rastro, los peques ganan un punto. El objetivo es conseguir 20.

Publicado en Consejos para padres | Etiquetado , , , , , , , , | Deja un comentario

Cómo hablar con los niños sobre el coronavirus

Las noticias relacionadas con la enfermedad COVID-19 y el coronavirus están por todos lados, desde las portadas de los periódicos hasta el patio de juegos en la escuela. Muchos padres se preguntan cómo hablar con sus niños sobre la epidemia para que estén tranquilos y no se preocupen más. A continuación encontrará algunos consejos de los expertos del Child Mind Institute.

PH: Child Mind Institute

  • No tenga miedo de hablar sobre el coronavirus. La mayoría de los niños ya han escuchado hablar del virus o han visto personas usando cubrebocas. Por esa razón, los padres no deben evitar hablar del tema. No hablar sobre algo puede aumentar la preocupación de los niños. Considere la conversación como una oportunidad para comunicar los hechos y definir el tono emocional. “Usted se ocupa de informarse y de filtrar las noticias que les llegan a sus hijos”, explica la doctora Janine Domingues, psicóloga infantil del Child Mind Institute. El objetivo es ayudar a que los niños se sientan informados y obtengan datos basados en hechos, que seguramente serán más reconfortantes que lo que les cuentan sus amigos o escuchan en las noticias.
  • Brinde información adecuada para el nivel de desarrollo. No dé demasiada información, ya que esto puede ser abrumador para los niños. En su lugar, intente responder sus preguntas. La respuesta debe ser lo más honesta y clara posible. No es necesario que tenga todas las respuestas; lo importante es estar disponible para escuchar a su hijo.
  • Permita que su hijo se exprese. Pida a su hijo que le cuente qué sabe sobre el coronavirus y cómo se siente al respecto. Dele muchas oportunidades para que haga preguntas y esté preparado para responderlas, sin guiarlas. La idea es evitar estimular las fantasías alarmantes.
  • Calme su propia ansiedad. “Cuando sienta mucho pánico o ansiedad, evite hablar con sus hijos acerca de lo que está ocurriendo con el coronavirus”, advierte la doctora Domingues. Si se da cuenta de que tiene ansiedad, tómese un momento para calmarse antes de tener una conversación con su hijo o responder sus preguntas.
  • Use palabras reconfortantes. Como los niños son muy egocéntricos, tan solo escuchar noticias sobre el coronavirus puede ser suficiente para que realmente piensen que van a contagiarse con la enfermedad. Por ejemplo, para reconfortarlos, podría ser útil explicarles que el coronavirus en realidad es muy poco común (a diferencia de la gripe), y que de hecho los niños desarrollan síntomas muy leves.
  • Enfóquese en las medidas de prevención. Una manera importante de reconfortar a los niños es hacer hincapié en las precauciones que usted está tomando. El doctor Jamie Howard, psicólogo infantil del Child Mind Institute, señala: “Los niños se sienten seguros cuando saben qué hacer para protegerse”. Sabemos que el coronavirus se transmite principalmente por toser y tocar superficies. Como medida principal para cuidar la salud, el Centro para el Control de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) recomienda lavarse muy bien las manos. Por eso, recuerde a los niños que para cuidarse deben lavarse las manos con agua y jabón durante 20 segundos (lo que equivale a cantar el “feliz cumpleaños” dos veces) cuando regresan de la calle, antes de comer y después de sonarse la nariz, toser, estornudar o ir al baño. Si hacen preguntas sobre los cubrebocas, explíqueles que los expertos del CDC indican que la mayoría de las personas no los necesitan. Si los niños ven a alguien usando cubrebocas, dígales que lo hacen como medida adicional de seguridad.
  • Mantenga su rutina. “A nadie le gusta la incertidumbre. Por eso, continuar con la rutina y la previsibilidad será de mucha ayuda en este momento”, aconseja la doctora Domingues. Esto es especialmente importante si la escuela o la guardería infantil de su hijo cierra. Asegúrese de ocuparse de lo más básico, tal como lo haría durante las vacaciones de verano o primavera. Programar los días con horarios regulares para comer y dormir es esencial para que sus hijos estén contentos y saludables.
  • Siga hablando. Diga a sus hijos que los mantendrá al tanto conforme vaya teniendo más información. “Hágales saber que los canales de comunicación siguen abiertos”, agrega la doctora Domingues. “Puede decir que, aunque no existen respuestas para todas las preguntas por ahora, cuando papá y mamá sepan algo más, se los van a contar”.

 

Fuente: Child Mind Institute

Publicado en Consejos para padres | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario