Leer a un niño: las ventajas de la lectura

Además de proporcionar horas de diversión y un almacén lleno de conocimientos y recuerdos de la hora del cuento que duran toda la vida, la lectura presenta varias ventajas y ayuda a tu hijo a desarrollar cuatro habilidades de pensamiento básicas: la capacidad de prestar atención, una buena memoria, la capacidad de resolución de problemas, y la competencia en el lenguaje.

La lectura y los niños

La lectura y los niños

La mejor manera para animar a los hijos a amar los libros y la lectura es leer en voz alta. Los expertos en lectura recomiendan empezar a leerle ni bien nace el bebé y continuar en la adolescencia, quizás en «sesiones familiares» o compartiendo charlas sobre los libros leídos por el grupo familiar.

Si bien el bebé no entiende las palabras que leés, y, de hecho, no es necesario siquiera leer cuentos infantiles, el bebé ama el sonido de su voz y la concentración de su atención. Si te gusta la poesía, es una buena lectura para el bebé y continuar leyendo este tipo de literatura es bueno a medida que el niño crece, ya que a muchos niños les encanta el ritmo y la cadencia de la poesía para adultos mucho antes de que puedan entenderlo.

Cualquier momento del día es bueno para la lectura. La mayoría de los padres les gusta que sea parte de la rutina para dormir; es una manera de ayudar a un niño a relajarse y prepararse para dormir. El punto principal es que se toman el tiempo para leer y para que sea una parte importante de su rutina diaria. Al leer con regularidad para tu hijo, ayudás al desarrollo de sus habilidades de lectura y a cultivar su amor por los libros.

La lectura ayuda a tu hijo a desarrollar cuatro habilidades de pensamiento básicas: la capacidad de prestar atención, una buena memoria, la capacidad de resolución de problemas, y la competencia en el lenguaje.

Se aconseja que los primeros libros de un niño deben ser cortos, simples, llenos de imágenes, deben ser lo suficientemente pequeños para un bebé los pueda manejar, y de materiales resistentes.

Las ventajas de la lectura infantil

Las ventajas de la lectura infantil

¡Leer una y otra vez! A los dos años de edad, el niño comienza a apreciar los libros. Además de empezar a cuidarlos ellos, ha descubierto cómo funcionan – es decir, que van de adelante hacia atrás, de izquierda a derecha – y ha aprendido a pasar las páginas de una en una. También el niño ha aprendido de memoria algunas historias y canciones infantiles, puede recitar secciones sorprendentemente largas o versos enteros, y puede «leer» junto a vis. Por eso, puede insistir en que leas el mismo libro una y otra y otra vez.

Esta entrada fue publicada en Aprendizaje, Consejos para padres, Crianza del niño y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.