Tips para ayudar en el control de esfínteres

tips_ayuda_puerto_crianzaControlar los esfínteres es algo más que dejar el pañal y “sus comodidades”. Implica un proceso complejo, un fenómeno cultural y que puede resultar extraño en un comienzo. El bebé, de golpe, se enfrenta con que hay que esperar o retener, que ahora tiene que ir al baño.

El control de esfínteres implica el resultado de un proceso que tiene idas y vueltas, no es lineal, como todo aprendizaje nuevo que intentamos. Es, además, un paso más que importante en el desarrollo mental, emocional y social de los chicos.

Aunque de grandes ya no lo pensamos ni lo consideramos como algo no natural, en esta etapa es la primera vez en que se toma la decisión de no dejar libre curso a la satisfacción de las necesidades fisiológicas.

Ellos deben darse cuenta de sus necesidades, querer y ser capaz de controlar sus esfínteres hasta que encuentre el lugar conveniente e indicado; algo que se logra solo por ser entrenado o educado.

Por eso, es recomendable y conveniente elogiarlos si lo logran, pero no enojarse, retarlos ni humillarlos con gestos o palabras despectivas si no lo logran.

Además, hay que acompañarlo en el desarrollo del sentimiento de eficacia y autoestima que lo alientan a la exploración de sus propias capacidades, la apropiación de las reglas de comportamiento y costumbres de la sociedad en la que se cría, se educa y crece. Así como también a la apropiación del sistema de valores de su familia y de su comunidad

Esta entrada fue publicada en Crianza del niño, Salud del niño y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.