La buena nutrición de los chicos mejora el rendimiento escolar y el desarrollo intelectual

Aunque muchas veces es poco considerado, la alimentación es uno de los factores clave que influyen en el rendimiento académico de los niños durante la edad escolar. Está estudiado que una nutrición inadecuada durante los primeros años de vida afecta el rendimiento y el desarrollo intelectual de los chicos y puede disminuir hasta 15 puntos el nivel del coeficiente intelectual.

PH: Snow Crest Foods

Está estudiado que una nutrición inadecuadacomi durante los primeros años de vida afecta el rendimiento y el desarrollo intelectual de los chicos y puede disminuir hasta 15 puntos el nivel del coeficiente intelectual.

“Si no se alimenta bien el niño no solo aprende de manera inadecuada sino que su relación con el entorno a través del juego o el apego también es menor”, explica la Licenciada en Nutrición Teresa Cóccaro, responsable del área en INEBA.

Y agrega: “La alimentación es un acto voluntario y consiente por lo que debe ser un acto educativo. Esto hace que la acción sea una responsabilidad tanto de los padres como de las escuelas y colegios. Tanto en el hogar como en la escuela se debe enseñar a niños y jóvenes a alimentarse de manera variada y equilibrada, haciendo hincapié en una correcta selección de alimentos con el objetivo de cubrir las necesidades nutricionales”.

El nutriente más importante en el crecimiento y en el desarrollo intelectual y cognitivo de los niños es el hierro, por lo que su alimentación debe contemplarlo para que no se produzcan anemias o baje el desempeño educativo y el aprendizaje. “Este micronutriente se encuentra tanto en animales (carnes, huevos y lácteos fortificados), como en vegetales de hoja verde y legumbres. Se debe consumir todos los días”, comenta Cóccaro.

Más allá de este nutriente esencial, los chicos deben realizar cuatro comidas al día y una o dos colaciones que incluyan todos los grupos alimentarios: lácteos descremados y derivados, carnes magras y huevo, frutas y verduras, cereales (pan y galletas), aceites y azucares (endulzantes light)

La importancia del desayuno

Antes de ir a la escuela, lo más importante del día es tomar un buen desayuno. Es la comida fundamental que aporta la energía necesaria para llevar a cabo todas las funciones corporales para lograr un rendimiento óptimo, favoreciendo a un correcto aprendizaje y una buena relación con el entorno. El aporte correcto de nutrientes durante esta primera ingesta ayuda a que el niño preste más atención, realice las tareas con mayor rapidez, esté más activo y de mejor humor.

Asesoró: INEBA (Facebook: Ineba; Twitter: @InebaSalud)

Fuente: Clarín Entremujeres

Esta entrada fue publicada en Formación del niño y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.