Las causas evitables del destete no deseado

El Instituto Universitario de Investigación en Atenció Primaria (IDIAPJGol) ha realizado un estudio para conocer la evolución de la lactancia materna exclusiva desde el nacimiento y hasta los seis meses de vida de los bebés. El objetivo era identificar las dificultades, causas de abandono y expectativas de las madres.

PH: ABC Familia

Informa Europa Press que el trabajo participaron siete centros de atención a la salud sexual y reproductiva de Barcelona y para la investigación se siguió a 541 mujeres desde la semana 35 de gestación y hasta los seis meses desde el nacimiento.

En la primera visita del estudio, a las 35 semanas de gestación, más de un 95% de las mujeres embarazadas manifestaron la voluntad de iniciar la lactancia materna. En la visita del alta hospitalaria el 94,8% de las madres daban pecho a sus hijos; a los seis meses eran no llegaban al 64%.

En los casos de lactancia exclusiva, en el alta llegaban a 75,3%, con una reducción hasta el 16,8% de mujeres a los seis meses. En el contexto de las recomendaciones del contacto piel con piel al nacer, el 85 por ciento de las mujeres iniciaron la primera toma de lactancia en la primera hora de vida del bebé.

De las 206 madres que abandonaron la lactancia, más de la mitad lo hicieron entre los 4 y 6 meses de vida de los pequeños. Las principales dificultades en la lactancia por parte de las mujeres fueron el uso de chupetes, tetinas y pezoneras, seguido del dolor que las primeras semanas de vida. Y algunas causas para dejar la lactancia antes de lo previsto, fueron la sensación que el bebé se quedaba con hambre (35%) o la percepción de que no tenían suficiente leche (22,8%).

Solucionar los abandonos

La mayoría de los casos de dificultades o abandono de la lactancia materna se podrían solucionar con información adecuada, según el equipo investigador. «Habría que asesorar sobre los signos de normalidad, la estimulación de la subida de la leche, la mejora técnica de la lactancia y complementación de la toma, así como informar de otras causas de llanto del recién nacido, no sólo el hambre», apuntan los investigadores.

«Por ejemplo, en el caso de la sensación de no tener suficiente leche, que fue identificada como causa de abandono en cerca del 23 por cierto de los casos, clínicamente sólo se pueden confirmar en torno al 5%. Por otro lado, las dificultades y abandonos relativos al dolor se podrían prevenir con una promoción de la técnica adecuada, con un buen apoyo a la madre desde el inicio», concluyen.

 

Fuente: ABC Familia

Esta entrada fue publicada en Lactancia materna y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.